Macarrones gratinados (¡deliciosos!)

¡Volviendo a los sabores de siempre! Los deliciosos y sabrosísimos macarrones con tomate que mi madre nos hacía cuando eramos pequeños. Con tantas modernidades, que si salteados de pasta con verduras y salsas orientales, woks y fideos chinos, se me estaban olvidando los platos de casa, esa esencia única que solo nuestras madres sabían dar a las recetas del día a día.

Mi madre los preparaba con una deliciosa salsa de tomate casera con cebolla y taquitos de magro de cerdo. La carne que se compraba por aquel entonces no tiene nada que ver con lo que hoy en día nos venden en los supermercados, pero si buscas un poco, en esa carnicería de pueblo que tienes a dos calles, aún se puede encontrar carne de calidad.

La salsa de tomate podéis hacerla con tomates frescos pero con latas de tomate natural triturado, sale bien rica y te ahorras el trabajo de tener que rallar un montón de tomates.

Así pues, con una buena carne de cerdo, unos macarrones, los de siempre y un par de latitas de tomate triturado, vamos a preparar unos sabrosísimos macarrones que luego gratinaremos en el horno con abundante queso. Plato festivo por lo calórico, de vez en cuando no hace daño a nadie y disfrutareis como niños.

No pude hacer fotos de todos los pasos, se me fue la pinza, pero con las explicaciones que os voy a dar no es necesario, se entiende e intuye perfectamente.

Ingredientes (4 personas):

  • 300 gr macarrón pluma nº6
  • 2 lata pequeñas tomate triturado
  • 1 cebolla
  • ½ kilo magro cabeza
  • 1 diente ajo
  • Queso enmental y provolone
  • Sal y pimienta
  • Oregano y albahaca seca
  • 3 cucharadas aceite de oliva

Preparación:

En una sartén con tres cucharadas de aceite de oliva doramos el magro salpimentado. Apartamos y reservamos.

En la misma sartén doramos el diente de ajo picado y a continuación añadimos la cebolla picada. Salpimentamos y dejamos sofreír hasta que quede blanda y ligeramente dorada.

Añadimos las latas de tomate, las hierbas aromáticas y un poco de sal. Dejamos cocinar a fuego suave unos 25 minutos.

Cuando tengamos el tomate listo, añadimos la carne, mezclamos para integrar y dejamos cocinar el conjunto un par de minutos.

Cocemos la pasta como indica el fabricante. Escurrimos y pasamos los macarrones a una olla donde mezclaremos con la salsa de tomate.

Así tal cual los macarrones quedan estupendos, pero vamos a añadir un extra de sabrosura con el gratinado de queso. Pasamos a una fuente apta para horno.

Espolvoreamos con queso enmental y taquitos de queso provolone, este queso es muy cremoso cuando se gratina y le da un toque excepcional a nuestra pasta.

Con horno precalentado a 200º con calor arriba y abajo introducimos la fuente, cambiamos a posición grill y gratinamos hasta que el queso haya fundido y esté ligeramente dorado.

Listo para servir y disfrutar… Absolutamente delicioso!

Espero que os haya gustado la receta y os animéis a prepararla, acordaos, una buena carne y salsa de tomate casera marcan la diferencia.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s