Tarta de chocolate horneada de Jamie Oliver

Hoy os traigo una receta que volverá locos a chocolovers y chocofans, una tarta de chocolate de textura suave y cremosa con un sabor increíble a chocolate intenso.

Con la bajada de temperaturas apetece encender el horno y preparar deliciosos bizcochos y tartas, en esta ocasión me he animado con una receta del libro La cocina de Jamie Oliver que gané en un sorteo organizado por Maribel autora del blog Picoteando Ideas.

Adoro el chocolate, cualquier elaboración con chocolate me atrae irremediablemente, ojeando el libro me encontré con la receta de hoy y al segundo siguiente babeando, por lo que no he podido evitar prepararla.

He hecho algunos cambios, como siempre adaptando la receta a mis posibilidades. Para la masa de base he utilizado masa brisa y no me ha gustado el resultado, no sé si por la calidad del producto o porque no era la masa más adecuada para esta receta. En la receta original se indica una masa casera cuya receta está en el mismo libro, pero como mi relación con las masas no es muy buena, preferí comprarla. Hubiera quedado mejor con una base de galleta o incluso hojaldre, a la próxima mejoraremos.

También he sustituido el Sirope dorado que indica la receta por miel. Este tipo de sirope ni lo conocía por lo que tuve que buscar información en internet, por lo visto es una especie de melaza que se puede sustituir por miel o sirope de arce, así pues, la primera opción me pareció ideal ya que tenía en casa.

Y por último, otro ingrediente poco habitual en mi cocina, la Creme Freiche, éste, más fácil de encontrar en los supermercados. Es un tipo de nata fermentada, grasa y de textura muy cremosa que aporta una suavidad y cremosidad increíble a la receta.

A continuación os detallo la receta.

Ingredientes:

  • 140 gr mantequilla sin sal
  • 150 gr chocolate intenso
  • 8 cucharadas rasas cacao puro en polvo
  • 1 pizca sal
  • 4 huevos
  • 200 gr azúcar
  • 3 cucharadas miel
  • 3 cucharadas creme freiche
  • 1 masa brisa

Preparación:

En primer lugar tendremos que preparar la masa base de nuestra tarta. Extendemos la masa en un molde para tartas y ajustamos bien en los bordes. Pinchamos con un tenedor para que no suba e introducimos en horno precalentado a 160º con calor arriba y abajo, horneamos durante 15 minutos.

En un bol al Baño María fundimos el chocolate con la mantequilla, cacao en polvo y la pizca de sal.

Una vez integrados los ingredientes, apartamos y dejamos templar.

Batimos los huevos y el azúcar con ayuda de unas varillas eléctricas.

Añadimos la miel y la creme freiche, batimos para integrar.

Añadimos la crema de chocolate en el bol de los huevos, mezclamos hasta que nos quede una mezcla homogénea.

Vertemos la crema de chocolate sobre la masa brisa a medio hornear. Introducimos en horno precalentado a 150º con calor arriba y abajo, cocinamos entre 40-50 minutos, va a depender del horno, transcurridos los primeros 40 minutos vamos controlando.

Terminada la cocción sube bastante, una vez que la saquéis del horno bajará y quedará una capa crujiente en la superficie, es normal.

Una vez fría, servimos y a disfrutar. De sabor queda espectacular, si la acompañamos con frutos rojos, el sabor se intensifica y ya podemos morir de placer.

Espero que os haya gustado y os animéis a preparar la receta, es muy fácil y con un resultado exquisito, una auténtica delicia, alegraréis el día de los más chocolateros.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios

8 pensamientos en “Tarta de chocolate horneada de Jamie Oliver

  1. La masa brisa la verdad es que resulta un poco bastota para pastelería. Yo siempre hago masa quebrada, es muy facilita, pero si no te apetece hacer masas, te sugiero una quebrada comprada, o tal vez láminas de pasta filo (funcionan muy bien). Hojaldre puede ser, pero la parte de debajo va a quedar espachurradísima bajo el peso de la tarta, y podría no cocerse bien del todo (alguna vez me ha pasado).
    En fin, que por lo demás, si viene de Jamie… no dudo que es un acierto.

    Le gusta a 1 persona

    • Pues yo pensaba que la masa brisa y quebrada era lo mismo, que era dos formas distintas de llamar a un tipo de masa, por lo que cuentas veo que no. A la próxima probaré con otras opciones a ver qué tal. Gracias por tu aclaración. Saluditos! 😉

      Me gusta

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s