Pastel fresco de Kiwi Gold

En la entrada de hoy os propongo una receta dulce deliciosa, es muy fácil de preparar ya que es un pastel fresco que no necesita horno para su elaboración. Aunque si preferís un pastel más casero, podéis preparar un bizcocho y utilizarlo para la elaboración del pastel.

Se trata de un pastel que quiere parecerse al tiramisú, capas de bizcocho y crema a base de queso mascarpone. Es un postre que aunque sea fresco es contundente, por lo que se recomienda tomarlo en pequeñas raciones y no recomendado a personas con colesterol alto.

El queso mascarpone es mi preferido para postres, es cremoso y con un sabor suave que me recuerda al petit suisse o al queso fresco batido tipo quark. Es un queso muy calórico, como ya os he comentado anteriormente hay que consumirlo ocasionalmente y en pequeñas raciones.

Para las capas de bizcocho he utilizado unos bizcochitos muy ricos que venden en el súper, es un bizcocho de textura densa con chips de chocolate y naranja confitada… Por si solos están ¡increíbles! En un pastel ya ni os cuento, dada su textura prieta son ideales ya que aguantan muy bien sin romperse. ¡Tenéis que probarlos! Los podéis encontrar en Mercadona.

Para la crema he utilizado queso mascarpone, azúcar y puré de fruta que en este caso ha sido kiwi de la variedad Gold. Podéis hacer la crema con la fruta de vuestra preferencia, os recomiendo que sea fruta de temporada. En cuanto al azúcar, he utilizado 150 gr y reconozco que ha salido bastante dulce, si no sois muy golosos con 100 gr será suficiente.

A continuación os detallo la receta. Con los ingredientes que os señalo sale un pastel bastante grande, pueden comer diez personas perfectamente.

Ingredientes:

  • 500 gr queso mascarpone
  • 500 gr kiwi gold
  • 150 gr azúcar
  • 1 vaso leche
  • 1 rama canela
  • 1 cucharadita esencia vainilla
  • Bizcochos

Preparación:

Lo primero que haremos será infusionar la leche con canela y esencia de vainilla, mojaremos los bizcochos con esta mezcla tan rica. Llevamos al fuego y una vez comience a hervir, apartamos y dejamos enfriar.

Mezclamos el queso con el azúcar y batimos para integrar, perderá temperatura y nos quedará una cremita más blanda.

Pelamos y troceamos el kiwi (reservamos uno para la decoración), pasamos a la picadora y trituramos hasta formar un puré.

Añadimos el puré de kiwi a la crema de queso y mezclamos para integrar.

Una vez integrado reservamos en el frigorífico.

Montaje del pastel. Mojamos ligeramente los bizcochos y los vamos pasando a un recipiente de cristal.

Formamos una capa de bizcocho…

Y cubrimos con la crema de mascarpone, vamos formando capas de bizcocho y crema hasta terminar con los ingredientes.

Terminamos con la decoración y utilizamos el kiwi reservado, lo cortamos en rodajitas finas y decoramos al gusto. Reconozco que la decoración de dulces no es lo mio (jaja) pero el resultado es delicioso. Si queréis cubrir toda la superficie con kiwi, os hará falta más de uno, esa era mi intención…

Una vez terminado, introducimos el pastel en el congelador durante una hora, transcurrido el tiempo conservaremos en el frigorífico  hasta el momento de servir. Servimos y a disfrutar! Queda espectacular…

Espero que os haya gustado la receta y la pongáis en práctica, de una forma muy fácil sorprenderéis a los vuestros.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios

10 pensamientos en “Pastel fresco de Kiwi Gold

  1. Pingback: Lo pruebo y te comento: Alimentación XI | entre obleas y a lo loco

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s