Mermelada de uva y fresa

En la entrada de hoy os quiero enseñar cómo he hecho una mermelada casera fácilmente. Si tienes una cantidad considerable de fruta que no te vas a comer antes de que se eche a perder puedes hacer una mermelada y aprovecharla. Queda deliciosa, mucho mejor que la comprada, y la textura es muy parecida, podría decir que igual.

Refrigerada os aguanta varios días ya que el limón y el azúcar que contiene actúan de conservantes.

Se pueden hacer mermeladas de casi cualquier fruta y hortaliza, en el blog tengo recetas de algunas (clicka en el nombre para ver la receta):

Mermelada de calabaza

Mermelada de cerezas

Mermelada de frambuesas

Mermelada de fresas

Hoy se suma al listado la Mermelada de uva y fresa, ¡deliciosa! con un punto ácido y dulce pero no demasiado. Súper fácil, a base de frutas 100% natural y con un sabor sin igual.

La cantidad de ingredientes que os señalo es aproximada, ya que dependiendo de la cantidad de fruta que utilicéis o lo dulce que os guste la mermelada dependerá la cantidad de azúcar. Con los ingredientes que os detallo a continuación ha salido un tarrito de mermelada  pequeño de unos 300 gr más o menos. En la imagen podéis ver el tarro de cristal que he utilizado.

Ingredientes:

  • 350 gr uvas
  • 350 gr fresas
  • 200 gr azúcar
  • 2 cucharadas agua
  • 2 cucharadaditas azúcar avainillado
  • ½ limón zumo

Preparación:

Lo primero que haremos será lavar, limpiar y trocear la fruta. Hay que pelar las uvas y quitarle las pepitas, es una tarea entretenida pero fácil y el resultado merece la pena.

Pasamos la fruta troceada a una olla, añadimos el zumo de medio limón y el agua. Cocemos unos minutos a fuego suave.

Agregamos el azúcar, movemos para integrar, tapamos y dejamos cocer a fuego suave.

Durante la cocción los jugos de la fruta empezaran a desprenderse, en este momento nos damos cuenta de la cantidad de agua que tienen las frutas. Hay que tener paciencia y cocinar a fuego suave hasta que los jugos se hayan reducido. Esto nos llevará casi hora y media.

Transcurrido el tiempo nos queda una textura perfecta que ni siquiera es necesario triturar. Retiramos del fuego y dejamos templar.

Pasamos la mermelada a un tarro de cristal y conservamos en el frigorífico.

Os aseguro que obtendréis una mermelada de textura y sabor perfecto.

Lista para desayunos y meriendas o para tomar con yogur, cuajadas y cualquier postre que se os ocurra.

Espero que os haya gustado y resultado útil la receta de hoy, si os animáis a prepararla me gustaría ver vuestras fotos. Se aceptan sugerencias de otras frutas.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios

12 pensamientos en “Mermelada de uva y fresa

  1. Yo tengo mermeladas caseras todo el año. Cuando mi frutero tiene fruta un poco pocha, la pone en bolsas enormes y baja el precio, a veces compro fruta a unos precios francamente ridículos. Es para consumir rápido, claro, pero con las mermeladas no tengo el menor problema en hacerlo…

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s