Un problema, posibles soluciones: estreñimiento, mi experiencia

EsreñimientoHoy en entre obleas y a lo loco os hablo de un problema muy común y os doy algunos consejos para intentar solucionarlo, unas rutinas que a mí me han funcionado y que a día de hoy tengo controlado y podría decir que solucionado.

El estreñimiento es una dolencia que he sufrido desde siempre, sé lo mal que se pasa, he sufrido en carne propia los síntomas tan desagradables de no poder defecar a diario: tripa hinchada, dolor, retortijones, tener ganas y no poder… es desesperante, mi record fue, ocho días sin poder ir al baño, sí, lo sé, horrible… me ocurrió cuando tenía 12 o 13 años, ni supositorios de glicerina, ni medicamentos pudieron solucionar el problema, al contrario, lo empeoraron, hasta que llegó mi abuelita (que en paz descanse) con las hojas de Sen para infusionar, aquello fue infalible…

31253

Estas hojas provienen de la Cassia, un arbusto de poco más de medio metro de altura de textura pegajosa y un olor muy característico. Crece en países tropicales de África y en la India. (Fuente: botanical-online.com)

 F_170sen-foliculos

Las hojas de Sen fueron un descubrimiento y mi salvación (jaja) pero hay que tener cuidado y tomarlo con moderación ya que es un poderoso laxante. Yo infusionaba hojas y alguna vaina (parte de la planta con más poder laxante, segunda imagen), lo tomaba por la noche y al día siguiente tenía que reservar hora en el baño porque en el momento que te entraban las ganas, era absolutamente necesario tener un baño cerca…

imagen-infusion-de-sen

La infusión tenía un sabor horrible y la tomaba junto a un vaso de zumo o leche con cacao, traguito de infusión-traguito de zumo… y así conseguía tomarla, lo que me produjo aborrecer todo tipo de infusiones, a día de hoy no tolero ninguna infusión, ese sabor típico de agua caliente infusionada me produce nauseas…

Era una niña glotona (actualmente lo sigo siendo pero ya no tan niña jaja) no masticaba bien los alimentos y mis hábitos alimenticios no eran los más adecuados, no comía verduras y apenas tomaba fruta, pienso que esas eran las principales razones de mi estreñimiento.

Más tarde descubrí unas pastillas fabulosas, no sabían mal (obviamente porque las pastillas se tragan), no me producían retortijones y eran muy efectivas, pero no era la forma más natural de que el cuerpo hiciera sus necesidades, las tomaba de forma habitual y a la larga podría ser contraproducente.

Hasta que crecí, siendo más adulta y madura llegue a la conclusión de que con la alimentación adecuada y aportando a mi dieta algún extra de fibra como galletas, cereales de desayuno o pan especial podía solucionar el problema fácilmente. En la actualidad ni siquiera me hacen falta estos aportes extra…

“Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina…” Hipócrates

Es un problema que no se soluciona de un día para otro, hay que tener una constancia y una rutina de horarios y comidas, después de una semana o como mucho quince días, mi cuerpo cambió y por sí solo cada mañana después de desayunar y lo más importante, de forma natural, procedía a evacuar lo innecesario (jaja) y con el paso del tiempo ni siquiera los cereales con extra de fibra que tomaba fueron necesarios.

A continuación os detallo qué rutinas y pautas seguía y sigo en la actualidad para evitar el estreñimiento.

  •  Rutina de horarios y comidas. El cuerpo es la máquina más perfecta que existe y para que funcione correctamente hay que intentar llevar unas rutinas, dormir bien y levantarse siempre más o menos a la misma hora. Los horarios de las comidas son muy importantes, hacer cinco comidas al día, en pequeñas raciones y en la medida de lo posible llevar un horario establecido.
  • Beber agua. Es un tópico pero es necesario, beber ocho vasos de agua al día ayudará a eliminar toxinas y que las heces –aunque suene asqueroso- estén más húmedas, de esta forma evitaremos el estreñimiento por consistencia (por llamarlo de algún modo)
  • Hacer ejercicio. Otro tópico pero es un extra que ayuda, no es necesario que te machaques en el gimnasio, el simple hecho de caminar un rato todos los días ayudará a aliviar el estreñimiento.

Fibra-en-Frutas

  •  Frutas. En mi dieta no pueden faltar dos kiwis al día, es la fruta que más me ha funcionado contra el estreñimiento, además me aporta un extra de vitamina C y antioxidantes. La papaya también funciona y es muy rica en vitaminas y minerales, pero es una fruta cara y no es tan accesible como las fresas, peras, naranja, etc. Importante que toméis de dos a tres piezas de fruta al día.
  • Verduras. Con las verduras que comemos de los guisos no es suficiente, es importante que introduzcáis en vuestra alimentación una ración al día de verduras crudas. Los brotes de espinaca, rúcula, canónigos, lechuga, en ensalada quedan deliciosos y estaréis aportando un extra de fibra entre otro nutrientes beneficiosos para nuestro organismo que os ayudaran con vuestro estreñimiento. Os dejo algunas recetas para que disfrutéis comiendo deliciosas ensaladas aquí.
  • Legumbres. Las legumbres también son excelentes fuentes de fibra, lentejas, garbanzos… introducirlas en vuestra dieta.
  • Masticar adecuadamente los alimentos. Es muy importante comer despacio y masticar bien los alimentos para evitar el estreñimiento. De esta forma haremos mejores digestiones y ayudará a una correcta evacuación de las heces.

En ocasiones es complicado llevar las rutinas horarias por el trabajo, las personas que tienen un turno de trabajo diferente cada semana es difícil y tienden a ser las que más sufren de estreñimiento. En estos casos los aportes extra de fibra son interesantes para que los músculos del intestino hagan su función correctamente.

  • Pan de fibra. Es un pan elaborado con harinas integrales al que le añaden cereales y semillas. Tiene un sabor rico y es un buen sustitutivo del pan blanco.
  • Galletas y bizcochos. La opción dulce con extra de fibra para el desayuno.

 

bodegon_productos1

  • Cereales tipo “All bran”. Fue mi aporte extra de fibra favorito durante una temporada, muy efectivo, lo tomaba por la noche junto a un poco leche. Hay muchísimas variedades, algunas más ricas que otras, dependiendo un poco del porcentaje de fibra que contienen, los de chocolate eran mis preferidos. Dejé de tomarlos porque con las rutinas anteriormente mencionadas ya no me hacían falta.

Creo que he resumido perfectamente las pautas que sigo y que me han ayudado a aliviar el estreñimiento, es un problema que tengo controlado, pero tengo que andar con cuidado porque en cuanto me descuido o dejo de hacer algunas de estas rutinas el estreñimiento vuelve pero no tan acusado como cuando era niña.

Espero que mis consejos os hayan sido de utilidad y que os ayuden a solucionar vuestro estreñimiento si es el caso, no hay mejor explicación que compartir mi experiencia personal.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Anuncios

Un pensamiento en “Un problema, posibles soluciones: estreñimiento, mi experiencia

  1. Pingback: Probando Infusión Fría sabor Piña Colada Hacendado | entre obleas y a lo loco

Deja un comentario...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s